• Boda en Arahal: Antonio y Nazaret
  • Boda en Arahal: Antonio y Nazaret
  • Boda en Arahal: Antonio y Nazaret
  • Boda en Arahal: Antonio y Nazaret
  • Boda en Arahal: Antonio y Nazaret
  • Boda en Arahal: Antonio y Nazaret
  • Boda en Arahal: Antonio y Nazaret
  • Boda en Arahal: Antonio y Nazaret
  • Boda en Arahal: Antonio y Nazaret
  • Boda en Arahal: Antonio y Nazaret
  • Boda en Arahal: Antonio y Nazaret
  • Boda en Arahal: Antonio y Nazaret
  • Boda en Arahal: Antonio y Nazaret
  • Boda en Arahal: Antonio y Nazaret
  • Boda en Arahal: Antonio y Nazaret
  • Boda en Arahal: Antonio y Nazaret
  • Boda en Arahal: Antonio y Nazaret
  • Boda en Arahal: Antonio y Nazaret
  • Boda en Arahal: Antonio y Nazaret
  • Boda en Arahal: Antonio y Nazaret

Boda en Arahal: Antonio y Nazaret

Hace pocos días estuvimos en la boda de Antonio y Nazaret, y fue todo un placer acompañarles en su gran día.

Un día cargado de emociones

Siempre hay alguien que llora en las bodas, sí, y la verdad es que no es para menos. Es un día para vivir el amor de la pareja que contrae matrimonio, que comparte su complicidad y el cariño que se tienen con sus seres queridos. Es un día también para añorar a esas personas que no están, que también hubieran disfrutado del día aunque lamentablemente no puedan asistir. La vida ha enseñado a quienes quedaron aquí a seguir adelante y disfrutar cada instante, por lo que pueda pasar mañana.

En las emociones está la esencia de una boda y Antonio y Nazaret dieron buena cuenta de ello, hasta en pequeños detalles como el ramo de flores de ella. La jornada comenzó, como es habitual, en casa de cada uno, preparándose para el momento.

Boda en Arahal

El enlace tuvo lugar en el salón Torrevictoria de Arahal, siendo sus bonitos jardines los encargados de acoger la ceremonia. Ante los novios se dispuso un coqueto altar adornado con tela blanca y flores en tonos blancos y rojos, que junto con el verdor propio estaban en perfecta armonía con la decoración del jardín.

Un toque especial dieron las amigas de los novios, vestidas de rojo a juego emulando a las clásicas "bridesmaids" americanas, perfectamente conjuntadas y arropando en todo momento.

Las fotos se realizaron a las afueras de Arahal. Fue una gran elección por parte de los novios, porque a veces no damos la importancia que merece a un paisaje que quizás nos resulta demasiado cercano y cotidiano. Entre trigales o naranjos , rodeados de aperos para labrar la tierra, aprovechando el precioso atardecer... Con el equipo técnico perfecto, las fotos serán de película.

¿Qué os parece el resultado?

Foto Damián

Boda en Arahal: Antonio y Nazaret

Escribe tu comentario